Bali es uno de esos destinos de ensueño que parecen imposibles de conocer. Pensamos que solo las celebridades y multimillonarios pueden viajar a esta isla, sin embargo, si tu sueño es conocerlo, hay formas de hacer realidad este propósito. Aunque es cierto que llegar a Bali es costoso, una vez estás allá, no necesitas un presupuesto enorme. 

 

Así que vamos por partes. Desde México, a Bali, Indonesia no hay vuelos directos. Lo más sencillo suele ser tomar un vuelo a Cantón China y de ahí a Bali. Sin embargo, si estás dispuesto a hacer dos escalas en tu vuelo, encontrarás que en la mayoría de los casos el costo se reduce a la mitad.  Conoce cómo sacar el pasaporte en México.

Una vez llegas a Bali, como dijimos puedes transportarte y comer de forma barata. En los puestos callejeros la comida varía entre 1 a 4 dólares. Un refresco tiene un costo promedio de 50 centavos de dólar y una cerveza cuesta aproximadamente 2 dólares. Si quieres cenar en un restaurante promedio, el costo será aproximadamente de 13 a 20 dólares. De igual forma, los camiones son muy económicos (50 centavos de dólar), sin embargo, nuestra recomendación es rentar un scooter o moto, porque hay distancias largas a recorrer y en un taxi saldría muy caro. La renta de un scooter sale en alrededor 5 dólares el día, y la gasolina está aproximadamente en 50 centavos de dólar el litro.

De igual forma, las atracciones turísticas son relativamente económicas. Los templos religiosos por ejemplo cobran 4 dólares en promedio por entrada. Por tanto te recomendamos visitar el templo Pura Besakih, uno de los más instagrameables de la isla o el Pura Lempuyang, conocido como “las puertas del cielo”, solo ten en cuenta que para ingresar debes llevar un sarong, traje tradicional, el cual puedes comprar a la entrada por 1 dólar.

Aunque con los paisajes de playas paradisíacas es probable que se te olviden todas tus angustias y problemas, no puedes dejar de visitar un spa para tomar el tradicional masaje balinés. Usualmente son muy económicos, entre 8 y 10 dólares.

Otras recomendaciones: 

  • En términos de clima la mejor época para visitar Bali es entre mayo y septiembre. La temporada alta es julio, agosto y diciembre cuando los hoteles aumentan hasta en un 50% sus tarifas. 

  • La temporada baja es entre enero y abril así como octubre y noviembre, hay muy buenas tarifas de hoteles y avión, sin embargo, es la temporada de lluvias, la cual no es excesiva, sin embargo, puede afectar algunas actividades como caminatas a los volcanes. 

  • Indonesia es un país muy religioso por lo que se recomienda ser muy respetuoso de las costumbres locales, no tener muchas muestras de afecto en público y evitar utilizar ropa que muestre mucha piel. 

 

Te puede interesar:  Tips para empacar tu maleta.