La oferta de servicios turísticos en México es amplia y muy variada, así que aquí es muy fácil ser un viajero responsable y disfrutar del país mientras se mantiene un alto respeto a su cultura y medio ambiente.

En casi cualquier ciudad o destino mexicano se pueden encontrar opciones de hospedaje ecológicas o “verdes”, de todos los precios y con todo tipo de comodidades, así que aquí les presentamos una pequeña selección que pretende ser un abrebocas más que una guía completa ya que quedamos en deuda con muchas otras. 

1. Majahuitas Resort

Ubicado en las costas de la Bahía de Banderas, a tan solo 15 minutos de Puerto Vallarta, este hotel ecológico utiliza únicamente energía solar y solo es accesible por lancha, así que es ideal para quienes realmente quieren alejarse de la urbanidad. 
 
Foto: Kathryn James 
 
Sus ocho cabañas y demás instalaciones fueron construidas dentro del territorio de la Comunidad Indígena de Chacala, por lo que se mantiene una relación de cooperación y aprendizaje conjunto con la población. Las plantas que encontrará en los jardines son nativas, los mariscos que consuma provienen de la pesca local y otras prácticas responsables son el reciclaje, compostaje y uso responsable del agua. Además, para complementar la visita, el hotel ofrece actividades de aventura y ecoturismo como observación de aves, kayaking y canoping, visitas guiadas a los alrededores, pesca deportiva, entre otras. 

2. Nanciyaga

La selva mexicana esconde incontables secretos que reconfortan el alma y el Lago Catemaco es el escenario alrededor del cual se instalan las 12 fascinantes cabañas de Nanciyaga. 
 
 
En esta importante reserva ecológica, que se encuentra en el estado de Veracruz, las actividades turísticas deben realizarse causando el menor impacto posible, por lo que la fuente de energía es únicamente la luz solar, hay sistemas de tratamiento de agua para evitar la contaminación de la laguna y los alimentos que se consumen son en su mayoría orgánicos. Además, co-organizan talleres para que niños y jóvenes aprendan a realizar sus huertos y trabajan con unas 100 familias de la zona en diversas actividades, incluyendo los recorridos guiados que se ofrecen por los atractivos de la zona. Además de la oferta recreativa, también cuentan con servicios terapéuticos como temazcales, baños de fango mineral y masajes con esencias naturales.   

3. El Patio 77

Esta admirable iniciativa de Bed and Breakfast sustentable, nace justamente en uno de los destinos que afrontan una de las peores crisis ambientales de nuestra época: Ciudad de México.
 
 
Ubicado en una antigua casona cerca del centro de la capital, en el barrio San Rafael, este hotel cuenta con ocho habitaciones minuciosamente decoradas, una galería de arte que renueva su muestra cada dos meses, un tradicional patio central donde se sirven desayunos delicioso y muy variados, y en sus alrededores se pueden visitar algunas de las mejores plazas, museos y centros culturales de Ciudad de México. Manteniendo la calidad de sus servicios han asumido fuertemente su responsabilidad ambiental y realizan actividades como recolección de agua de lluvia, tratamiento de aguas grises, uso de paneles solares y promoción del turismo responsable, tanto con la naturaleza como con las comunidades. Aproveche de sus tours alternativos que pueden llevarle a vivir experiencias tan diversas como visitar las pirámides de Teotihuacán, almorzar comida típica en el mercado y terminar el día en un encuentro de lucha libre. 
 

4. CESiaK

Cerca de las famosas ruinas de Tulum, que forman parte de la Riviera Maya, se encuentra este centro turístico, ecológico y educativo en plena Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an. 
 
 
El CESiaK ofrece alternativas turísticas tanto para quienes que están de paso y quieren conocer la Reserva, como para aquellos que anhelan adentrarse en este maravilloso destino tropical por varios días. Lo que sí se mantiene para todo tipo de visitantes, es que de cualquier manera la experiencia en este lugar siempre les traerá mayores conocimientos acerca de la importancia de proteger este ecosistema y, seguramente, querrán compartirlo cuando regresen a casa. 
 
En este lugar podrán ver y aprender sobre el uso de energías limpias, tratamiento de aguas residuales, implementación de baños secos, uso de plantas nativas, bio-construcción, protección y monitoreo de tortugas marinas, entre otras actividades. Las instalaciones, que cuentan con vistas espectaculares, han sido construidas con materiales biodegradables en su mayoría y aprovechando los recursos naturales, de manera que se mantenga un clima fresco todo el día sin necesidad de utilizar ventilación artificial. 

5. Econatura Hotel Boutique

Si su viaje por México se va a concentrar en el norte del país, a tan solo 10 minutos de la ciudad de Hermosillo se encuentra este encantador hotel, rodeado de dos grandes lagos y una vegetación que invita a la tranquilidad y la meditación. 
 
 
La capacidad es pequeña, lo que garantiza una atención personalizada, pero sus habitaciones son amplias y todas cuentan con sala, cocineta y, las suites, con jacuzzi privado al aire libre. En el tema ambiental, Econatura se caracteriza por haber rellenado el interior de sus paredes con pacas de paja, lo que permite mantener una temperatura templada durante todo el día sin tener que utilizar aparatos eléctricos. Además, en su compromiso con la comunidad desarrollan y apoyan iniciativas de reforestación, dan talleres de manualidades con material reciclado para niñas y niños, y muchas otras actividades que conocerán durante su visita.